EL FRÍO DEL INVIERNO NO PRODUCE LA NEUMONIA