MÁS DE 44 MIL NIÑOS FUERON VACUNADOS CONTRA EL SARAMPIÓN Y RUBÉOLA